Jornada de ayuno y oración

El sábado 20 de octubre, Iglesia Elim realizó la jornada de ayuno y oración por la paz, número
35. En la exposición de la palabra, el Pastor General de Misión Elim, Mario Vega, hizo estas
preguntas: ¿cómo se hace para producir un avivamiento?, explicando que es a través de la
palabra de Dios, como elemento esencial, la cual genera transformaciones en el ser humano.
De igual forma, preguntó ¿cómo puede un hombre transformar una nación?, destacando el
ejemplo de Esdras 10:1, un hombre quien a través de su dolor, de su llanto y la problemática
espiritual que se vivió en su época, se dedicó a orar incesantemente, logrando cambios de raíz
en su nación.

“La oración siempre es oída por el Señor, cuando es sincera”, “produce resultados que a veces
no imaginamos”, afirmó el Pastor Vega.

Antes de finalizar la predicación, el Pastor Vega, destacó que las Jornadas de Ayuno y Oración
por la paz, cumplirán el próximo mes de noviembre tres años. En estos años, Dios ha venido
respondiendo, los índices de homicidio han bajado, esto según el Ministerio de Justicia y
Seguridad, quienes afirman que en el mes de septiembre hubo un descenso en los homicidios
a nivel nacional.

En publicaciones del Periódico Prensa Libre de Guatemala, se menciona que en El Salvador
“Pese a ser el país con la segunda tasa de homicidios más alta del mundo, El Salvador ha
experimentado en 2012 una puntual reducción de la violencia que atribuye a la tregua firmada
en marzo entre las maras (pandillas delincuentes) “Salvatrucha” y “Barrio 18”, una experiencia
que la ONU cree puede ser un modelo a seguir en toda Centroamérica” (Prensa Libre.com,
septiembre 2012).

Misión Elim, intercede en oración por los jóvenes involucrados en pandillas, por sus familias,
porque las bandas de narcotráfico sean desmanteladas, entre otras.

La invitación para que el próximos 17 de noviembre se una a la jornada de ayuno y oración por
la paz en El Salvador.

Comments
One Response to “Jornada de ayuno y oración”
  1. hnoLider dice:

    LLORAR Y REÍR 
     
     
    “Tiempo de llorar y tiempo de reír”   Esta cláusula ahonda en la expresión de nuestros sentimientos.
     
     
    “Todo el que sabe llorar sabe el camino al cielo”, dijo el poeta francés Alfonso Lamartine. “Mi risa es mi espada, mi alegría, mi escudo”, escribió Martín Lutero. Un tango argentino dice que “el hombre macho no debe llorar”. Por hombre macho el tango entiende un hombre recio, viril, resistente, vigoroso. 
     
     
    Esto es verdad sólo ahí, en la música, en las canciones.  Una vida en que no cae una lágrima es como uno de esos desiertos en que no cae una gota de agua. El hombre de la Biblia no se avergüenza de llorar.  Lloró Abraham cuando murió Sara ( Génesis 23:2 ). Lloró Jacob cuando le dijeron que su hijo José había sido devorado por las fieras ( Génesis 37:35 ). Lloró José casi con desesperación cuando sus hermanos fueron a verle a Egipto. Lloró Jesús ante la tumba de Lázaro ( Juan 11:35 ).Y lloró por lo que deberíamos llorar todos, por la situación espiritual de los perdidos:  “Cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobre ella, diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahora está encubierto a tus ojos.   Tiempo para reír deberíamos tener siempre.  El literato francés Nicolás Chamfort decía que el día más perdido de todos es el día que no reímos. 
     
     
    SONRÍA, POR FAVOR. 
     
    Cuando hay que pedir a todo un país, y nada menos que por favor, que sonría, es porque algo anda mal en el alma del pueblo. El gran poeta mejicano Amado Nervo daba este consejo: “Amable y silencioso ve por la vida, hijo. Amable y silencioso como rayo de luna…. En tu faz, como flores inmateriales, deben florecer las sonrisas.
     
    Que tengan un bendecido fin de semanaY los que estamos con muchas actividades laborales y extra curriculares.Una doble bendición para sus vidas, hogares y familias.Nos unimos al ayuno general en este día y finalizamos en la celula Familiar por la noche.
     
    Att. Vuestro Hno Randolph

Leave A Comment


HORARIOS DE SERVICIO

SERVICIO PRINCIPAL
Lunes a viernes: 6:00 PM
Domingos: 7:00, 8:45 y 10:30 AM.
2:00, 3:45 y 5:30 PM

CULTO MATUTINO
Martes: 8:00 AM

AYUNO DE MUJERES
Jueves: 9:00 AM