La desinformación como negligencia moral

Las redes sociales se han convertido en el nuevo instrumento para la manipulación de la conciencia colectiva. El ambiente virtual es una burbuja en la que pueden pulular muchas mentiras, disparates y sin sentidos que las personas reciben como la verdad. Tal fenómeno ha conducido a la conclusión precipitada de que tales personas poseen limitaciones sustanciales en su capacidad de pensar o razonar.

Pero el tipo de personas que elaboran, difunden y creen las mentiras o tergiversaciones no necesariamente sufren de una falta de habilidad para el razonamiento. Por el contrario, la elaboración de un disparate a menudo requiere de una capacidad importante de cognición. El engañador reconoce la necesidad de poseer un argumento que resulte creíble, luego debe formularlo de manera que resulte comprensible para sus destinatarios y debe asegurarse de que ese argumento, al menos, parezca ser convincente. Todo ese proceso puede ser cualquier cosa, menos un ejercicio carente de raciocinio. Para engañar se necesita una capacidad de articulación, cuando menos, básica.

De manera que la afirmación de que los disparates son recibidos y propagados por las personas que poseen una inteligencia o educación limitada es inexacta. El verdadero problema no reside en la capacidad cognitiva de una persona, sino en la calidad de los argumentos que decide usar. Es así como personas con capacidades y conocimientos notables pueden abrazar las ideas más disparatadas. Un ejemplo notable de ello lo constituyen los oficiales nazis de las SS, quienes en su mayoría fueron hombres con elevada formación académica, poseedores de maestrías y doctorados de importantes universidades.

Otto Ohlendorf fue un economista con un doctorado de la Universidad de Leipzig. Poseía una distinción intelectual notable en su campo, lo que lo llevó a ocupar varios cargos en el ámbito económico. Pero, durante la guerra, terminó como oficial de un escuadrón de exterminio que cometió atrocidades en masa en los territorios conquistados de la Unión Soviética. Durante los juicios de Núremberg, su porte elegante y su conducta refinada, hizo dudar a los jueces. Pero él admitió sus crímenes y proporcionó detalles sobre las masacres que había organizado justificándolas como una necesidad militar para proteger al Estado alemán. Fue condenado a muerte y fue ahorcado manteniendo intactas sus ideas nazis.Las personas no tienen razones para mejorar sus creencias y decisiones, sino para convencer a otros de esas creencias, o para proteger esas creencias del desafío y la refutación. La mayor parte de convicciones no se originan de un análisis racional de los hechos disponibles, sino del entorno social. Una vez que se ha adoptado una creencia fundamental, la persona usa sus habilidades de razonamiento para defenderlas a capa y espada.

Pero si una persona posee habilidades para realizar un razonamiento de alto nivel ¿por qué acepta argumentos tontos? Es porque no se trata de un defecto intelectual, sino de un defecto moral. Las personas aceptan el engaño y los disparates por negligencia moral. Mentir implica un engaño intencional, pero al mentiroso no le importa si lo que dice es cierto o no, siempre y cuando alcance su objetivo principal. Del mismo modo, aunque una persona puede no estar tratando intencionalmente de causar daño usando un argumento tonto, no le importa si lo hace, siempre y cuando le ayude a mantener su creencia apreciada y le evite pasar por la vergüenza de reconocerse equivocado.

Entonces, si el problema de las noticias y afirmaciones falsas en internet no es el resultado de la deficiencia intelectual ¿qué podemos hacer para prevenirlas? En lugar de discutir con extraños anónimos en las redes sociales o con familiares borrachos, deberíamos centrar nuestra energía en los valores fundamentales. Nada que atente contra la vida, la dignidad de las personas, lo legal y lo honesto debería ser tolerado de ninguna manera. No importan los razonamientos que se deseen enarbolar. Hay líneas muy bien trazadas por la ética que nunca deben ser cruzadas. Esto no se trata de un tema político sino de uno moral. Todos debemos reconocer nuestra vulnerabilidad a la tentación de participar en razonamientos necios y trabajar para protegernos de ellos. Los valores firmes y los criterios éticos bien afinados se convertirán en la única barrera eficaz contra la estulticia y la mentira.

Comments
2 Responses to “La desinformación como negligencia moral”
  1. Adal R dice:

    Dios hizo al hombre perfecto. Dios Creador de todo le concedió al hombre la mejor posición en la tierra, de gobernar y administrar las cosas. Génesis 2:15 Tomó, pues, ÉL Señor Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Una labor no poca ni insignificante, que llamaba la atención de los ángeles y potestades. Un lugar hermoso y bello, era un paraíso en la tierra: el Jardín del Edén. Y el hombre permanecía en ese lugar y lo guardaba como el tesoro divino. El hombre con menor capacidad que los ángeles fue coronado en Gloria y honra. La Escritura dice, Salmos 8:5 Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Y Dios se deleitaba en la belleza de su obra máxima: el hombre hecho a su imagen. Y toda la creación de Dios es para su Gloria, su Gozo, su Amor eterno. Salmos 16:11 Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre. En ÉL no hay escasez. Pero esa posición de honor y gloria en el hombre, se desvaneció justo el día de su desobediencia. Ese día, el hombre fue separado del Jardín de Gloria, apartado de la grandeza y de exuberante belleza de Dios. ¿Que generó o qué consecuencias trajo esta situación ?
    Primero, la entrada del pecado en el mundo. Este fue el principio no de una creación buena y justa, sino de índole destructivo. La muerte era el sello. El peor principio del hombre fue la desobediencia. Y esto sigue siendo el principio de todo fracaso en la vida de los hombres. Y de ese error, falla, o desobediencia se satura la vida del hombre, en el ambiente cognoscitivo y comunicativo, interno o fuera del hombre. Y todo lo que toca lo daña.
    Segundo, La separación entre Dios y el hombre. Lejos de Dios, sin Dios, sin su amor, sin su presencia, ¿Que se puede esperar? ¿Que calidad de vida puede haber? Cuando Dios no está en nuestra habitación todo marcha mal, no hay paz, no hay vida. Lo que se da es ceguera espiritual, malas intenciones, malas decisiones, malos pensamientos, malas obras. Y fácilmente se tropieza, y el hombre se hunde en un mar de engaños y mentiras. Así que no es de extrañar la razón por la que muchos caen presas de las redes sociales.
    Tercero, El Sufrimiento y Dolor. Surge el dolor en el corazón del hombre, adolece de debilidad, miedo, de múltiples enfermedades, impotente a los cambios de clima, impotente al sentimiento (frágil y decaído), finalmente la Muerte. El hombre sufre hoy y sigue sufriendo. Sigue en ese camino de muerte al entregarse al engaño, al error y seguir la mentira que sobresale en las redes sociales.
    Cuarto, La influencia de la caída en la historia humana. La maldad ha dañado la historia humana. ¿Qué carta de recomendación? ¿Cuál historia como legado de honra y dignidad? Todo el quehacer humano fue influenciado por el pecado de los hombres, ya que sus pensamientos de continuo son hacia el mal. Y lo vemos como un factor determinante en la conducta humana. Es un factor constante en la historia humana. Desde el asesinato de Abel por Caín hasta las guerras y conflictos de hoy, el pecado ha sido una fuerza constante en la historia humana.
    Todo lo que acontece en el mundo: guerras, hambres, pestes, contaminación ambiental, asesinatos, violaciones, robos, explotación y extorsión de entre los grandes y los menos. En las colonia o sociedades, como en los Estado o gobiernos. Todo ha sido influenciado por el mal. Y eso procede del corazón humano caído: Mateo 15:19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. 2 Timoteo 3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos.
    Quinto, El surgimiento de las religiones.
    Esto es la solución que el mismo hombre busca al carecer de
    El hombre perdió fuerzas físicas, su capacidad intelectual y la virtud espiritual fue en detrimento, la comprension de su rol, el dominio de las cosas y sobre todo la actitud y virtud a lo recto, bueno y verdadero cayó en el abismo de tiniebla y muerte. Sus sentidos fueron seducidos para el mal, su deseo fue otro, carente de la verdad y perfección, Entonces la imagen decayó hasta ser reducido a debilidad, vejez y muerte. En su interior fue otro, la naturaleza hacia el mal. Todo se inclinó hacia lo malo: en pensamiento, en decisión, en acción, en todo.
    Ahora bien, la tendencia humana se resume como lo escribe el Apóstol Pablo en 2 Timoteo 3:2 Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
    La palabra clave aquí es: tendrán apariencia de piedad, es decir todo tiende a aparentar una cosa que no es real en el hombre.(Cosa que parece y no es) Es como aquel que pretende vivir de ilusiones, que se considera una cosa no siéndolo. La vanidad ha inundado el globo terráqueo, en toda actividad del ser humano, en sus relaciones y labores, en el estudio y en la carrera, en la sociedad y en los gobiernos todo lleva ese sello: Se vive de apariencia. La Escritura dice: Apocalipsis 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. De modo que pesado el hombre viene a ser menos que nada.
    Y aquí este es el centro de todo el problema mundial tener nombre de que vive y está muerto. Decir que es y no es, tener montaje pero es irreal, cubre su desnudez con hojas, trata de esconder su otra cara bañandose y vistiéndose de medios publicitarios y espejismos. Por eso mismo beben unos y otros Vanidad de vanidades en las redes sociales. La mentira corre por los medios y muchos concientes de esto, como animales irracionales buscan el error, se recrean en la falsedad y aprueban a los que practican lo ilegal. Satanás se viste de ángel de luz. Y aquel que sigue la apariencia es presa fácil de los anuncios, propuestas y publicidad o propaganda engañosa. Porque siguen y se alimentan de pan engañoso: la falsedad y la apariencia. Para el hombre es más fácil recibir la mentira porque de esa manera no renuncia a su error y no renuncia a su propia imagen que sucumbe en el tiempo y espacio. No renuncia a la hipocresía. Desde la caída, el hombre vive en hipocresía o vive culpando a otros. Es por eso que se escucha a políticos, religiosos, gobernantes que estan en funciones culpando a otros en lugar de actuar con honestidad, legalidad y libre de avaricia. La propaganda en las redes sociales son alienantes e irreflexivas. Y Cristo al venir encontró no una comunión real del pueblo con Dios. Sino que El Señor vio religión, tradición y mandamiento de hombre, El Señor vio negocio y extorsión, Vio realmente cosas o decisiones humanas que elevan el ego de los hombres, la codicia y avaricia. La soberbia se viste de apariencia. La religión viste al hombre de exigencias humanas y pone cargas pesadas en los hombros de sus vasallos hasta dejarlos neutralizados en un fanatismo extremo que ya no ve la diferencia entre lo de Dios y lo de los hombres, la tendencia es someter a los hombres a cualquier tipo de gobierno ( religión, supremo o Estado). La iglesia Cristiana pasó por el fuego y los emperadores quisieron someterla a su antojo. Pero Cristo libró a la iglesia y la librará de cualquier otro ataque final.
    Cristo guardará a su pueblo de la atrocidad bestial ya sea a través de los medios, en las redes sociales, en la TV, en los gobiernos impíos, en el ecuménico, en el sincretismo, o de la gran prostituta que atrapa a los simples con sus deleites y sus atractivas de ganancias deshonestas. 2 Corintios 6:17 Por lo cual,  Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,     Y no toquéis lo inmundo;  Y yo os recibiré.
    El consejo es final en este postrer tiempo es: Apocalipsis 3:18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verg:uenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

    Adal R
    25feb2024

  2. Adal R dice:

    Nota: en el párrafo anterior agrego:
    Quinto, El surgimiento de las religiones.
    Esto es la solución que el mismo hombre busca al carecer de la verdad de Dios. El vacío interno que sólo llena en Cristo Jesús.

Leave A Comment


HORARIOS DE SERVICIO

SERVICIO PRINCIPAL
Lunes a viernes: 6:00 PM
Domingos: 7:00, 8:45 y 10:30 AM.
2:00, 3:45 y 5:30 PM

CULTO MATUTINO
Martes: 8:00 AM

AYUNO DE MUJERES
Jueves: 9:00 AM