La Lucha por Insertarse Socialmente

La conversión al evangelio es la última puerta que aún permanece abierta para que un joven pueda abandonar la pandilla conservando el respeto frente a su grupo. Sin duda que bastantes jóvenes han desertado al conocer la realidad de la vida dentro de la pandilla y utilizan el recurso de una conversión fingida que es acogida por personas muy sinceras pero también muy ingenuas, que creen que el arrepentimiento ha sido real cuando no es así.

Pero también es verdad que bastantes jóvenes han experimentado un arrepentimiento genuino y una conversión verdadera que se demuestra por el cambio de valores y por los hechos en su vida diaria.

Abandonar una pandilla resulta sumamente difícil después de años de actividad o liderazgo dentro de ella, tanto por las amenazas internas como por las externas. Pero la conversión ocurre de manera bastante súbita y sin planearse. Después de la conversión, la pandilla se asegurará que la conversión en realidad ha ocurrido por medio de la observación meticulosa de la conducta de su excompañero.

Se asegurarán que en verdad ha abandonado el consumo de drogas, el sexo ilícito, la agresividad y toda actividad que riña con la ley. Además, necesitarán constatar una asistencia fiel a la iglesia y la participación en sus actividades. Si tras la observación encuentran que hay mentira en cualquier cosa mencionada se tomará como una deserción y para un «peseta» solamente hay una palabra.

Por el contrario, si verifican que la conversión es auténtica le dejarán tranquilo porque con el «colocho» no se juega. Pero, eso no significa que los problemas terminaron para tal persona. Los miembros de la pandilla contraria continuarán teniéndole en la mira y el efecto bumerang de la violencia puede alcanzarle en el lugar menos pensado.

La otra dificultad consiste en encontrar un trabajo. Esto se vuelve particularmente difícil cuando se poseen antecedentes penales, registros de aprisionamientos o tatuajes visibles. Pero en algunos casos, a través de las mismas iglesias, es posible colocarse en un empleo para ganarse la vida de manera honrada.

Pero los problemas todavía no terminan. Aunque la persona no posea cuentas pendientes con la justicia será detenida y llevada a bartolinas de manera bastante discrecional. Eso sucederá de forma repetitiva aun cuando cada una de las veces la persona sea declarada libre de cargos.

Las iglesias pueden extender constancias y carnets de membresía atestando que la persona tiene ahora vida nueva. Pero ninguno de esos recursos posee validez legal y las oportunidades de trabajo que costó tanto a tantos se echan a perder volviendo al punto cero de inicio. La ida y venida a las bartolinas se convierte también en motivo de sospecha para los miembros activos de la pandilla, que leen en ese hecho una posible colaboración con la policía que pone en peligro la vida de aquellos que han decidido caminar por un sendero diferente.

Un importante aporte de la Asamblea Legislativa sería la aprobación de la Ley Especial de Retiro y Rehabilitación de Miembros de Pandillas, Maras, Agrupaciones y Organizaciones de Naturaleza Criminal, que fue ofrecida desde 2010. Este instrumento legal sería un recurso muy valioso en manos de aquellos que se esfuerzan por contribuir a la salida del ciclo de violencia y que por hoy continúan siendo una voz en el desierto.

Comments
3 Responses to “La Lucha por Insertarse Socialmente”
  1. Excelente Editorial pastor. 

  2. sandorguzman dice:

    Me gusta muchla manera como expuso la realidad de nuestros jovenes y creo que es muy importante que todos nos involucremos en ayudar a estos jovenes

  3. que bien PASTOR VEGA.que esos muchachos con la ayuda de todos nosotros con nuestras oraciones ellos se puedan intregar ala vida que ellos un dia tuvieron.pq para  nuestro senor nada es imposible .EL SENOR LE BENDIGA PASTOR .

Leave A Comment


HORARIOS DE SERVICIO

SERVICIO PRINCIPAL
Lunes a viernes: 6:00 PM
Domingos: 7:00, 8:45 y 10:30 AM.
2:00, 3:45 y 5:30 PM

CULTO MATUTINO
Martes: 8:00 AM

AYUNO DE MUJERES
Jueves: 9:00 AM