El patógeno de la violencia

James Gilligan, médico psiquiatra, fue llamado por el sistema de prisiones del estado de Massachusetts en busca de una solución para los altos índices de violencia y suicidios que se producían en la población interna. El doctor Gilligan se dedicó afanosamente a identificar la razón última de la violencia. Después de varios años de estudio identificó el patógeno y le llamó «humillación abrumadora». Concluyó que la violencia es siempre un intento desesperado y riesgoso de ganar respeto, atención y reconocimiento hacia sí mismo o hacia el grupo con quien la persona se identifica. Su teoría es capaz de explicar todos los rangos de conductas violentas, desde las individuales (homicidios y suicidio) hasta las colectivas (guerra, terrorismo y genocidio) y permite desarrollar métodos prácticos de prevención de la violencia. En palabras del Dr. Gilligan: «Toda violencia es un intento por reemplazar la humillación con autoestima”. Tal idea no solo es un presupuesto teórico, sino que Gilligan tuvo la oportunidad de demostrarlo al cambiar el énfasis de castigar la violencia por prevenirla antes de que ocurra. Los resultados fueron fabulosos.

Durante los 25 años que duró su trabajo en las prisiones, los índices de violencia y suicidios se redujeron casi a cero. En los Estados Unidos el índice de reincidencia de los reos que cumplen su condena es del 65% en los siguientes tres años a su liberación. Con la aplicación de su método, el Dr. Gilligan logró reducir la reincidencia a un 1% en un período de 25 años. Sus logros extraordinarios le convirtieron en catedrático del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard por 34 años. En esa universidad llegó a convertirse en el director del Instituto de Leyes y Psiquiatría. Además, ha trabajado como consultor y asesor de Tony Blair y de la Cámara de los Lores en el Reino Unido, del Tribunal Criminal Internacional de la ex Yugoslavia en La Haya, del Colegio Estadounidense de Abogados y de muchas legislaturas estatales, departamentos de sheriffs y comisionados policiales. Además, es autor de una docena de libros en el tema de la violencia. Actualmente el Dr. Gilligan se encuentra jubilado y vive al lado de su esposa Carol.

Sus estudios y sus libros demuestran cómo el enfoque de la civilización humana por tratar de corregir las acciones violentas con castigos severos es un camino incorrecto que perpetúa el problema. De nuevo en sus palabras: «El castigo es el detonador de violencia más poderoso que hemos inventado». La afirmación de que mayor represión provoca mayor violencia no es una idea antojadiza sino un hecho que ha sido demostrado en todo lugar y en todo tiempo en que se haya aplicado. Si el patógeno de la violencia es el sentimiento de humillación abrumadora, es obvio que un trato más severo y humillante profundizará aún más los sentimientos de inadecuación, derivando en nuevas y mayores expresiones violentas. No ha ocurrido en la historia humana alguna ocasión en la que el uso de la fuerza haya resuelto algún tipo de violencia. Tampoco ha ocurrido en nuestro país. Pero las propuestas del Dr. Gilligan están saturadas de éxitos que demuestran la veracidad de sus enfoques. Cuando el problema de la violencia se pretende resolver, debería hacerse desde un enfoque científico y probado; no desde la emotividad popular o el ganguerismo político. Por amor a Dios, ya hay demasiado dolor para continuar experimentando con la vida de los pobres.

Comments
2 Responses to “El patógeno de la violencia”
  1. Adal R dice:

    Génesis 6:11-13
    Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida.
    La violencia ha afectado la vida y el desarrollo del hombre. El hombre gozó poco o nada de comunión con Dios. En el principio, el hombre tomó una decisión precipitada sin considerar la orden de Dios, y como resultado, perdió la naturaleza perfecta de paz, integridad, de vida y verdad, de percepción, amistad y comunión con toda la creación y principalmente con Su Creador. La pugna inició en el interior del hombre. Toda sensibilidad y respeto se derrumbó, sufrió su prójimo y sufrió el mismo. Como caso o ejemplo vemos el proceder de Caín, una conducta de envidia y enojo, de frustración y violencia, una conducta de irrespeto, odio y mala intención sobre su hermano Abel, que es la actidud de soberbia delante de Dios. El mal inició en su interior, en su mente y tramó deshacerse de su hermano, asesinando a su hermano. Fue cruel, lleno de maldad, pensó en la forma de asesinar a Abel, en silencio ejecutó el Crimen, derramando sangre inocente. Y se fue del lugar y tratando de olvidar ese acción violenta y de maldad. Pero cada persona es responsable de sus actos y nadie se puede esconder de Dios. Dios todo lo ve. Génesis 4: 8 Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Caín mantuvo una actitud de soberbia. Génesis 4:9 Y El Señor dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?
    No reconoció su responsabilidad material e intectual de sus actos violentos contra su hermano. La violencia fue el patrón de conducta que pasó de una generación a otra, y engendró gente enaltecida por su maldad. Veamos lo que dice el texto: Génesis 6:5 El Señor vio la magnitud de la maldad humana en la tierra y que todo lo que la gente pensaba o imaginaba era siempre y totalmente malo. Y mas adelante, la corrupción y la violencia satura todas las áreas de la tierra. ¿Qué vio el Señor? ¿Qué mira hoy El Señor? ¿Qué hay en los programas, en las redes sociales, en la sociedad, en los hogares? ¿Cuál es el pensamiento de los hombres? Todo se enfoca a la violencia y la maldad. Parece ser que es diversión: los pleitos, los enojos, los peleas en el ringo, los conflictos, las guerras y asesinatos. Unos matan por extorsión, otros por negocios ilícitos, otros por mujeres, otros por propiedades, otros por dinero o por la herencia, otros por religión ( la daga, la metralla, la espada que amenaza).
    1_El patrón de conducta es y sigue siendo la Violencia. ¿Que es la Violencia? Cada uno podemos responder a esta gran pregunta, veamos: Un comportamiento violento es toda conducta por parte de un individuo que amenace o efectivamente dañe o lesione al individuo o a otros, o que destruya objetos. El comportamiento violento suele empezar con amenazas verbales, pero que aumenta y llega a darse el daño físico.
    2_La conducta violenta se puede presentar de muchas formas, desde un berrinche, arrebatos de ira; agresión física, como pegar, golpear, pellizcar, etcétera. Agresión verbal como la amenaza, el descalificar, humillar, entre otras; hasta comportamientos de crueldad hacia los animales, el uso de armas, destrucción intencional de la propiedad de otros y el vandalismo. También puede darse en silencio dentro del individuo, sin que nadie lo note, pero sale a luz con decisiones que manipulan o inducen a otros, mueven voluntades ajenas con dinero, soborno, sus manos parecen estar limpias pero están manchadas de sangre inocente. Mueven cercos, linderos, roban reses, matan ganados, arrebatan cosa y hacen uso de leyes premeditadas y dolo, aprobadas con dedos ajenos que apretan botones, hacen cambios a su antojo, usurpan puestos, se sientan en lugares que no les corresponde e Utilizan ejércitos, marionetas, polizontes y agentes ocultos para reprimir y detener la presión de un pueblo que agoniza por la falta de agua y pan. Violar la privacidad de las personas, violarla las normas jurídicas para apropiarse de mandos y direcciones civiles para reprimir a un pueblo pobre, violencia partidaria es mentir por medio de discursos para desviar la atención a los graves problemas de pobreza, violencia social es la opresión a cualquier voz de justicia que pide ser atendidos y no apresados. ¿Cuanta gente sufre en las calles? ¿Jóvenes capturados? ¿Y quien hablará a favor de los marginados ? ¿Donde está el libertador y la libertad de los esclavos? O es que ¿Sólo los grandes y uno pocos pueden vivir dignamente? ¿Solo el capitalismo puede vencer? ¿solo el socialismo tiene la salida?
    Este aspecto de la violencia, envuelve toda la rueda de la creación: salvajismo, agresión y violencia en todo lugar. Todo está corrompido y Dios solo ve en este postrer tiempo: Violencia. Y dice la Escritura: Mateo 24: 7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. 11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
    Este el sello final 666 lo cual indica que se multiplicó la maldad humana, y posee su manifestación en el hombre de pecado, el inicuo. Está escrito: 2 Tesalonicenses 2:9 inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.
    El primer asesinato fue pues, como exhibir la agresividad, llamar la atención en cualquier campo, (política, gobierno, religión, comercio, etc. con el fin de imponerse, elevarse o encumbrarse rodeado de malhechores que prosiguen el mismo camino o patrón. De manera que, llegan a ser destructores de la vida que procede de Dios. La violencia es una conducta aprendida, y principalmente cuando la esencia humana está inclinada al mal. No hay justo ni aún uno. Romanos 3: 10 Como está escrito:
    No hay justo, ni aun uno;
    14 Su boca está llena de maldición y de amargura.
    15 Sus pies se apresuran para derramar sangre;
    16 Quebranto y desventura hay en sus caminos;
    17 Y no conocieron camino de paz.
    18 No hay temor de Dios delante de sus ojos.
    El único Dador de la vida, Hacedores de justicia, justo y santo, perfecto, verdadero, príncipe de paz y de amor es Nuestro Señor Jesucristo, quien dio testimonio de someterse a Dios Padre y padeció la crueldad de la crucifixión y muerte, pagando el precio con su propia sangre. Bendita sangre que nos libra de gran condenación y nos limpia de toda maldad y violencia. Hoy nosotros podemos ver el rostro ensangrentado de Jesús y así confesar nuestras faltas, agresiones, irrespetos y maldad. Y el Dios de Paz y amor nos perdona en Cristo Jesús, su Hijo, quien está sentado su Diestra e intercede por su pueblo.
    Otro caso es Esaú pensó matar a Jacob. Génesis 27:41 Y aborreció Esaú a Jacob por la bendición con que su padre le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré a mi hermano Jacob.
    Y otro, la vida de José, le aborrecieron sus hermanos, tramaron asesinarlo, pero Dios le guardó. Génesis 37: 4 Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente. 11 Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto.
    Y el rey Saúl lleno de envidia y celos buscó aniquilar a David. Pero Dios le libró de todo mal. ( Sal. 18:48 El que me libra de mis enemigos, Y aun me eleva sobre los que se levantan contra mí; Me libraste de varón violento. )
    3_Las guerras en el mundo se han generado por envidia, por la codicia de cosas y posiciones, por celos amargos y deseos engañosos. La violencia como patrón de conducta daña las relaciones, el carácter humano, el entendimiento (mente), más la naturaleza caída del hombre recibe la violencia como una manera de resolver los distintos conflictos. Todo aquel que mata y derrama sangre, elimina al prójimo pero desde muy antes ya eliminó a Dios de su mente perversa y corazón caído, y como resultado destuye la vida que procede del Señor. No le importa la creación de Dios, no le importa el bien de otro. No ve la belleza de la imagen de Dios en el prójimo. Contamina, destruye, roba, mata, es decir todo lo visto en Satanás. Aquel que mata odia y es violento, y se convierte en un dios perverso, cruel y violento. Llegando a creer que ya reina y ya decide acciones de aniquilamiento, humillación y destrucción. Es un inicuo que camina al infierno. El violento no conoce a Dios, El violento piensa solo en sí mismo, en su reino, en sus intereses, en su vanagloria, en su voz y su voto. Piensa en su ego, en sus cosas o negocios perversos, piensa en su fuerza material y sigilosa que corta la vida a otros. Que trunca el bienestar de otros. El violento no respeta a nadie. Y también la violencia se da entre religiones mundanas destruyendo la vida de muchas mujeres:
    • El Corán les dice a los maridos que golpeen a las esposas que no obedezcan. (4:34, 38:44)
    • Un Hindu diciendo: «Si su marido es feliz, ella debe ser feliz; si él está triste, ella debe estar triste; y si él está muerto, ella también debe morir.»
    En el paganismo :
    • Patria potestad: la esposa y los hijos de un hombre, son legalmente su propiedad. Él tiene el poder absoluto de la vida y de la muerte sobre ti.
    Algunas religiones y culturas les han permitido a los hombres vender a sus hijas al mejor postor. Algunas les han permitido a los hombres golpear a sus esposas y matar a sus hijos. Algunos han autorizado el asesinato de las viudas. Todo esto es violencia contra la mujer. Pero Cristo nos da una visión distinta de la vida y de la cosas. El valor y dignidad del ser humano. Cristo dignifica a los niños, a los jóvenes, a los adultos, al hombre, a la mujer, a los ancianos, Cristo a nadie deshecha ni echa fuera. Cristo dignifica y salva, y hace libre para darnos un Reino de paz y amor, útiles para Dios Padre como instrumentos de justicia. Mateo 5:5 Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. 9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.
    Concluimos pues que el patrón de conducta violenta en el hombre es una autodestrucción. La ganancia o posición que el hombre desea no se logra con actos violentos, sino con la humillación y mansedumbre. Renunciando a sus hechos violentos y confesando sus actos delictivos y pecados al Señor, el hombre hombre encontrará la paz de Dios. En su sangre preciosa somos Salvados.
    Pero el hombre ejecuta la agresión y sigue su camino de maldad sin importarle el sufrimiento y el dolor de otros. Dice en su corazón no me importa Dios y si es religioso piensa que hace un bien matando o violentando la integridad de las personas. El violento piensa en cortar la vida, destruye y aniquila las personas. ¿Por qué actúa con violencia? ¿Cuál es el motivo de la actitud de Violencia?
    4_De una vez por todas debemos mencionar lo que dice las Escrituras en relación a la violencia. La violencia conduce al abismo y condenación, y es una detestable acción producto del estado del hombre: Caído, sin Dios, sin paz, ciego y tres veces muerto. Ahora bien, en definitiva, se debe enfatizar lo que Dios nos muestra en su Palabra y lo que lo que declara el Espíritu Santo de Dios.
    A_La naturaleza Caída del hombre con toda sus implicaciones abrumadoras de conductas e intenciones de maldad:
    Pleitos, envidias, celos amargos, codicia, soberbia, orgullo, falta de mansedumbre y humildad, engaño, robo, asesinatos, crueldad y mucho mas. La Muerte espiritual es en la mente humana, en su corazón y en todo su ser que está alejado de Dios, no tiene la vida de Dios, ni piensa en bien y la paz. Sino que todo lo que hace conlleva muerte y destrucción.
    B_La falta de amor en el corazón del hombre. Hay mucho que decir, como la indiferencia, la marginacion, la injusticia, la parcialidad, etc. El resumen de toda la ley es : Amar a Dios y amar al prójimo. 1 Juan 3:10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. 11 Porque éste es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. 12 No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.
    C_La ceguera espiritual: es una total ignorancia de las cosas, El orgullo o la exaltación del ego, el tener la razón de cosas desde su perspectiva conduce a pisotear y dominar a otros conforme a su antojo.
    D_ La maldad como patrón o ejemplo en el interior del hombre. Y se extiende como árbol de frutos malos que contaminan el interior y el exterior. Muchos se inscriben en la escuela del odio y la maldad, ¿cómo? Todas las noches viendo videos de pleitos y guerras, y lucha libre. ¿Que se puede esperar? Solo odio y violencia.

  2. Adal R dice:

    Continuación:

    Miqueas 2:1-2
    ¿Ay de los que planean la iniquidad, los que traman el mal en sus camas! Al clarear la mañana lo ejecutan, porque está en el poder de sus manos.
    Codician campos y se apoderan de {ellos}, casas, y {las} toman. Roban al dueño y a su casa, al hombre y a su heredad.
    Jeremías 22:3
    «Así dice el SEÑOR: `Practicad el derecho y la justicia, y librad al despojado de manos de {su} opresor. Tampoco maltratéis {ni} hagáis violencia al extranjero, al huérfano o a la viuda, ni derraméis sangre inocente.
    5_Factores que intervienen en las conductas agresivas. Son varios los factores que intervienen en las conductas agresivas y se agrupan de la siguiente manera:
    A) Los instigadores sociales que incluye la provocación, la percepción de ser injustamente tratado o el rechazo social, la marginación o parcialidad en el trato. La exclusión social. Los insultos o agresión verbal en los lugares públicos. La injusticia o irresponsabilidad de las personas.
    B) Los instigadores no sociales incluye imágenes u objetos presentes en la situación que activan pensamientos agresivos. El caso sería cuando alguien porta armas o hay presencia de armas en la situación. Por otro lado, la situación ambientales como el calor, el hacinamiento o los ruidos fuertes que con frecuencia actúan como desencadenantes de las conductas agresivas. Hay personas que llevan alto volumen en el transporte público, más el calor, el bus lleno de pasajeros, es estresante. En los estadios el hacinamiento del público y las puertas cerradas provoca mucha agresión.
    C) Y los factores internos del individuo, se puede decir que es la raíz de toda violencia. Como lo declara la Palabra del Señor: La naturaleza Caída de hombre siendo esclavo del pecado e Inclinado al mal. Obedeciendo a sus deseo pecaminosos, al orgullo, a la mentira, al engaño, al dominio a través de la fuerza, buscando sus propios intereses. Al hombre no le importa la vida de sus semejantes, ni buscan la paz. Antes bien, dejan de lado el servir a otros o no buscan el bienestar mutuo, Solo de algunos allegados o pocos. Si son gobernantes se sirven de los pueblos y toman los mejores puestos, privilegios o frutos. Si son ministros buscan el soborno, el trinquete, ansiosos por arrebatar y con suculentos salarios dentro y fuera. Si son ricos quieren mantener su reino empresarial a costa de la corrupción. E instrumentalizan a políticos.
    Bueno finalmente cada uno saque su propia lista. Cada puede hacer un análisis del estado del hombre. Lo importantes es que nosotros seamos hombres de paz, mansos y humildes de corazón. Como siervos del Señor.
    Adal R
    19marzo2024

Leave A Comment


HORARIOS DE SERVICIO

SERVICIO PRINCIPAL
Lunes a viernes: 6:00 PM
Domingos: 7:00, 8:45 y 10:30 AM.
2:00, 3:45 y 5:30 PM

CULTO MATUTINO
Martes: 8:00 AM

AYUNO DE MUJERES
Jueves: 9:00 AM