Cosas que la Biblia no dice

De la misma manera que hay dichos y refranes que utilizamos sin saber que se originan en la Biblia, también sucede que hay frases que la generalidad de personas piensan que se encuentran en las Escrituras, pero no es así.

Un ejemplo de eso es la frase «Dios ama al pecador, pero aborrece el pecado». Aunque las personas la usan con una autoridad muy bíblica, lo cierto es que tal dicho no aparece en ningún lugar de la Biblia. Algunos atribuyen la frase a Agustín de Hipona, un influyente teólogo y filósofo cristiano de los siglos IV y V. No obstante, es importante aclarar que las atribuciones exactas de dichos pueden ser difíciles de verificar con certeza en la historia. Lo que sí se puede verificar con relativa facilidad es que la frase en mención no es parte de la Biblia.

Otro dicho que tampoco se encuentra en la Biblia es el que dice: «Ni una hoja se mueve sin la voluntad de Dios». Puede presentar variantes como: «No cae la hoja de un árbol si no es la voluntad de Dios». Aunque la frase es una afirmación de la providencia soberana de Dios, no hay ningún lugar de la Biblia donde diga tal cosa. Algunos la atribuyen a Miguel de Cervantes, pero como ya se dijo, no hay manera de verificarlo con certeza. Lo más cercano en la Biblia serían las palabras de Jesús cuando afirmó: «¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre» (Mateo 10:29).

Otra frase muy usada en esta época del año es la que dice: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad». Se trata de una inversión semántica del coro de ángeles que anunció el nacimiento de Jesús. La Biblia lo que dice es: «¡Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!» (Lucas 2:14). Aunque parece que se trata solo de un cambio en el orden de las palabras, las implicaciones teológicas son grandes. Es muy diferente afirmar que hay hombres de buena voluntad a afirmar que Dios muestra su buena voluntad hacia los hombres. En el dicho popular la buena voluntad reside en los hombres, en la Biblia la buena voluntad está en Dios, quien la manifiesta a los hombres.

A propósito de esta época, muchas personas también piensan que la Biblia menciona a los llamados «Tres reyes magos». Pero la Biblia no dice en ningún lugar que hayan sido tres, ni que hayan sido reyes, ni que hayan sido magos. Es verdad que hay traducciones al español donde aparece la palabra «magos», pero es solo una transliteración del griego «magoi», que en la Septuaginta se usa para referirse a los consejeros reales persas y babilonios. Mateo, que es el único evangelio que los menciona, usa la palabra en su mejor acepción para designar hombres honorables de religión oriental. Por esa razón otras versiones de la Biblia en español la traducen como «sabios», que sería lo más cercano a la idea que el evangelista deseaba transmitir. De manera que se trató de sabios que llegaron del Oriente, pero no eran magos, como lo entendemos hoy. Sus nombres surgen de tradiciones posteriores que aparecieron hasta el siglo VI. Posteriormente se agregaron detalles como sus colores de piel, hasta llegar a convertirse en la actual festividad de la Epifanía que se observa en algunas tradiciones cristianas.

Otros ejemplos de frases o ideas que las personas piensan que se encuentran en la Biblia son: «Venid a mí como estáis», lo que Jesús en verdad dijo fue: «Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar» (Mateo 11:28). Se habla de «la manzana del pecado original», la Biblia no dice que haya sido una manzana. «Elías ascendió en un carro de fuego», la Biblia dice que ascendió en un torbellino. «Saulo fue derribado de su caballo», la Biblia no dice que haya ido en caballo en su viaje a Damasco.

Que estas curiosidades despierten nuestro interés por conocer más detenidamente el tesoro que es la Biblia.

Comments
One Response to “Cosas que la Biblia no dice”
  1. Adal R dice:

    Esta interesante reflexión debe motivarnos a todos los llamados y justificados a conocer de primera mano la Palabra del Señor. Cuando entramos a la universidad, al colegio o escuela, se nos presenta un contenido que es necesario conocer y asimilar para luego aplicarlo en la vida o en nuestras labores. Esa preparación requiere de dedicación, esfuerzo, atención y cuidado, con el fin de aplicarlo y hacer bien las cosas. Ahora bien, nuestra comunión con Dios que radica en la obra de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, no puede pasar por alto esa dedicación personal. Filipenses 1:6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo; A Cristo le vemos por medio de la fe siendo nuestro Salvador, pero viene el día de Jesucristo y le veremos tal como es El. Entonces contemplaremos la El Rostro Glorioso de Cristo. Mientras llega ese día de Jesucristo, nuestro deber y bendición es conocer La Palabra del Señor y hacer el bien, es decir Hacer la voluntad de Dios. Eso nos permite poder eliminar una serie de frases, dichos, contenido, mañas, acciones, suposiciones, y cualquier cosa que esté contra el Evangelio de Cristo y de todo el consejo de Dios. La Palabra dice: Colosenses 3:16 La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.
    Esta nueva vida es un deleite. Nos gozamos en la obra de Dios en Cristo y su Palabra que mora también en nosotros. Así que hermanos:
    Dios Padre mora en nosotros
    Cristo El Señor mora en nuestro ser
    La Palabra viviente y poderosa mora en nosotros
    Su Santo Espíritu habita en nuestro ser
    El Reino de los cielos está cerca, en nosotros
    Somos morada de Dios en el Espíritu:
    Templo del Dios viviente.
    Juan 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
    De modo que no podemos armarnos de cosas bajas, obsoletas, contenido vano, ideas perversas, dichos sin efecto o con efecto desastroso doctrinalmente. Nuestro compromiso y responsabilidad es atesorar la Verdad. 2 Tesalonicenses 2:15 Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra. Y más adelante el Apóstol Pablo hace un llamado a todo discípulo a retener las sanas palabras, siendo más específico y firme en la Verdad, veamos: 2 Timoteo 1:13 Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.
    Las palabras poseen un gran poder según se anuncien, pero más cuando conocemos las Sanas palabras del Evangelio de Cristo posee un poder incomparable. Es potencia de lo Alto. Es poder que desbarata todo mal. Es virtud que beneficia al necesitado y pecador. El Reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder de Dios. Creí por tanto hablé. Del oír viene la fe. Nuestra confianza en Dios inició en oír su voz. ¿Qué oír? ¿Qué poder se escucha? ¿Qué palabras sale de la boca de Dios? ¿Qué oímos en la radio, tv o movil? Jesucristo mismo dijo y se lo dijo a Satanás: Mateo 4:4 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Y el perito arquitecto dice: 2 Corintios 2:17 Pues no somos como muchos, que medran falsificando la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo. Pero hoy nosotros a sabiendas que hay una batalla que pelear, y es una guerra interminable debemos armarnos con la mejores municiones poderosas en Dios: La Palabra del Señor. Sin cambiarle nada, sin tergiversar, sin quitarle, sin miedo alguno retengamos las sana palabra tal como está Escrito y así hablemos. Entonces el poder de Dios se escuchará en el cielo y en la tierra. Ángeles oirán y se gozarán y muertos resucitaran del polvo y su pueblo saltará de gozo. Entonces Cristo Jesús será glorificado y el Padre Magnificado por siempre, El Espíritu sin ser contristado fluirá poderosamente por el Cuerpo de Cristo: La Iglesia de Señor viviente.
    Y como instrumentos en las manos del Señor, el mundo oirá del testimonio fiel de Cristo. Muchos que están lejos vendrán nuevamente y se añadirán al Cuerpo los que están ordenados para vida Eterna. Amén.

    Adal R
    17dic2023

Leave A Comment


HORARIOS DE SERVICIO

SERVICIO PRINCIPAL
Lunes a viernes: 6:00 PM
Domingos: 7:00, 8:45 y 10:30 AM.
2:00, 3:45 y 5:30 PM

CULTO MATUTINO
Martes: 8:00 AM

AYUNO DE MUJERES
Jueves: 9:00 AM